miercoles 001Por 20 Minutos

España.- La asociación ha expresado en una nota su “profunda” preocupación ante la actual situación de las instalaciones y la calidad de este aeropuerto, de ahí que haya hecho un llamamiento a las autoridades, asociaciones y empresas relacionadas con el sector turístico de la isla para que, en aras de defender sus actividades, contribuyan en la demanda urgente de unas instalaciones aeroportuarias “a la altura”. AOC TFS ha señalado que Tenerife Sur es uno de los aeropuertos más rentables dentro de la red de Aena, pues este año habrán transitado por él más de 11 millones de pasajeros, y aporta unos ingresos a las arcas del Estado que “no justifican las pobres inversiones que Aena ha venido realizando en el mismo”. Ha indicado que a lo largo de los 40 años que pronto cumplirá este aeródromo han sido pocas las obras de ampliación y adecuación que se han realizado si se compara con los de las demás islas, donde a pesar de no contar con el mismo nivel de tráfico se han ido ejecutando mejoras “continuamente”.

Ponen como ejemplo el Aeropuerto de Gran Canaria, donde recientemente se llevó a cabo una importante ampliación del edificio terminal, o el de Fuerteventura, donde desde hace años cuentan con unas instalaciones con capacidad para soportar muchísimo más tráfico que el previsto. Esta falta de inversión y planificación, afirman, ha colocado a Tenerife Sur en una situación donde su capacidad roza continuamente el límite dado el incremento de tráfico experimentado, y añaden que hechos como la falta de espacio en el edifico terminal han llevado a este aeropuerto a tener que “partir” la sala de entrega de equipajes de llegada en dos plantas u obligar a los pasajeros a tener que acceder a una planta superior para pasar el control de seguridad y luego tener que bajar a la planta donde se encuentran las puertas de embarque. Aseguran que en días de máxima afluencia -como son los martes, viernes, sábados y domingos- hay momentos en que no existen suficientes puertas de embarque disponibles, y consideran “inaudito” que un aeropuerto con más de 11 millones de pasajeros disponga de solamente ocho pasarelas telescópicas, mientras Fuerteventura -con la mitad de pasajeros- cuenta con nueve y Gran Canaria -con un volumen similar- dispone de doce.

AOC TFS recuerda también que Tenerife Sur es el segundo aeropuerto de la red que más pasajeros con movilidad reducida gestiona, ya que uno de cada cien pasajeros que transitan este aeropuerto requiere asistencia. “Si a esto añadimos que los mostradores de facturación son escasos en determinados momentos o que se producen goteras en cuanto llueve con intensidad, queda claro que se trata de un aeropuerto al que a lo largo de los años no se le ha dedicado una inversión acorde a su relevancia, cosa que no ha ocurrido en los demás aeropuertos canarios”, lamentan desde la asociación.”. Las compañías aéreas señalan, además, que la falta de inversión “coherente” ha mantenido una terminal adyacente -que se construyó hace años- cerrada y sin ser utilizada, pues cuando se construyó no se le dotó de puertas de embarque ni sala de llegadas, y ven “inaceptable” la urbanización del Aeropuerto, ya que la capacidad de estacionamiento para autobuses de tour operadores “se satura continuamente”.

Al mismo tiempo, se quejan de que la falta de espacio disponible para el sector ‘rent a car’ ha provocado que Aena haya tenido que reducir la capacidad del parking público para poder alojar los coches de alquiler, lo cual aumenta sus ingresos económicos pero ha ocasionado la imposibilidad de aparcar a los empleados que trabajan en el Aeropuerto y han sido desplazados a zonas lejanas que alargan los tiempos de incorporación a sus puestos de trabajo. RETRASOS EN LOS SERVICIOS. En el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) para el quinquenio 2017-2021, documento en el que el Ministerio de Fomento contempla las inversiones a realizar en los aeropuertos, Tenerife Sur va a recibir 116 millones de euros en cinco años. De estos, más de 30 millones se destinarán a la adecuación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves, lo cual impone el cierre de parte de dicha plataforma y calle de rodadura en diversas fases durante 36 meses. Según AOC TF, dichos cierres están ocasionando una reducción de la capacidad de maniobra para los equipos de atención en tierra que causa retrasos en los servicios a los vuelos tales como el traslado de pasajeros entre los aviones y el edificio terminal, la entrega de equipajes tanto a la llegada como a la salida o el suministro de combustibles y servicio de catering, lo cual se refleja negativamente en la calidad percibida por los pasajeros.

Asimismo, afirma que el grado de estrés y congestión de vehículos en la reducida plataforma por las obras es tal que en los últimos dos meses se han registrado varias colisiones entre ellos, una de ellas con diez pasajeros heridos de diversa consideración. “Lo que debería ser una instalación moderna, de calidad y con un crecimiento por delante de la demanda para garantizar el progreso del destino turístico en línea con los esfuerzos que se realizan en otras materias, sigue siendo un aeropuerto obsoleto, colapsado y que causa incomodidades a quién lo transita. Una isla como Tenerife se merece desde hace años un aeropuerto mucho más digno y a la altura de sus necesidades. El aeropuerto es para los millones de turistas que nos visitan cada año, la primera y última referencia de su estancia en la isla”, concluye la asociación.